COALICIONES DE ORGANIZACIONES DEL AMBIENTE, SALUD, Y DERECHOS HUMANOS  DE NORTEAMERICA DEMANDAN A LOS GOBIERNOS NACIONALES QUE APOYEN LA PROHIBICION GLOBAL  DE SUSTANCIAS QUIMICAS TOXICAS  

 

ANCHORAGE, AK USA; TORONTO, ON, CANADA; TEXCOCO, EDO. DE MEXICO, MEXICO:  

 

El día de hoy, grupos dedicados a defender la salud, el ambiente, la justicia ambiental y los derechos humanos a través de América del Norte hacen un llamado a los gobiernos de México, Canadá y Estados Unidos para que se detenga el uso del pentaclorofenol (PCP).  Coaliciones de grupos en cada uno de los tres países han enviado cartas demandando se apoye la prohibición mundial del PCP, así como de dos sustancias recomendadas para su eliminación global por un comité de expertos de las Naciones Unidas a la Séptima Conferencia de las Partes del Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes, que se realizará del 4 al 15 de mayo del 2015, en Ginebra, Suiza. 

 

El PCP se ha utilizado en todo el mundo como un insecticida, fungicida, y defoliante. Actualmente, se utiliza principalmente como plaguicida conservante de la madera para los postes del servicio eléctrico, con la mayoría de su uso en los EUA y Canadá. Debido a su alta toxicidad y persistencia en el medio ambiente, el PCP ha sido prohibido en muchos países. "El pentaclorofenol tiene implicaciones globales a la salud, ya que se encuentra en los cuerpos de las personas en todo el mundo, incluyendo los pueblos indígenas del Ártico. Ahora los gobiernos deben ponerse de acuerdo para finalmente eliminar esta sustancia química tóxica", dijo Pamela Miller, Directora Ejecutiva de Alaska Community Action on Toxics.

 

Las personas están expuestas al PCP a través de la inhalación, el contacto con la piel, y la ingestión del agua subterránea contaminada. El PCP es una sustancia química tóxica y persistente que se encuentra en la leche materna, sangre, líquido amniótico, el tejido adiposo, y el líquido seminal de personas de todo el mundo. El producto químico está asociado con efectos adversos para la salud, incluyendo daĖos en el cerebro en desarrollo y el sistema nervioso, el deterioro de la memoria y el aprendizaje, la interrupción de la función tiroidea, la supresión inmune, infertilidad y aumento del riesgo de ciertos tipos de cáncer como el linfoma no Hodgkin.

"Una coalición de organizaciones no gubernamentales y académicos en el país, hemos llamado al gobierno de México para que apoye la prohibición mundial del pentaclorofenol (PCP), sin excepciones, y demandado una investigación a fondo de los impactos ambientales y de salud en la fábrica maquiladora que produce PCP para la preservación de la madera, siendo el único fabricante en Norteamérica de PCP, según el productor", afirmó Fernando Bejarano, Director de la Red de Acción en Plaguicidas y Alternativas en México (RAPAM) y punto de enlace de IPEN para América Latina y el Caribe.

"Urgimos al gobierno canadiense para que se sume a los países de todo el mundo que han dejado de usar el PCP. El Comité de Examen de los Contaminantes Orgánicos persistentes (COPs) ha sido tremendamente cuidadoso en su trabajo y ha demostrado que existen alternativas seguras al PCP que permitirá a los usuarios actuales alejarse de este producto", afirmó Fe de León, Investigadora de la Asociación de Derecho Ambiental de Canadá y aĖadió" El apoyo de Canadá para la prohibición mundial de las tres nuevas sustancias tóxicas es esencial para continuar los esfuerzos de reducir los niveles de COPs en Canadá y alrededor del mundo ".

 

Los niĖos pueden estar expuestos a esta sustancia cancerígena mientras están jugando en y alrededor de los postes tratados con PCP en zonas residenciales y cerca de escuelas y parques. Estudios recientes han confirmado que los niĖos en los EE.UU. todavía están siendo expuestos al PCP, a pesar de que fue prohibido para casi todos los usos en 1987, excepto para proteger la madera de los postes de electricidad. Postes tratados con PCP están siendo reutilizados en la jardinería y cercas del ganado, que pueden resultar en exposiciones continuas. La exposición ocupacional al PCP durante el proceso de fabricación y aplicación es motivo de preocupación.

 

"El pentaclorofenol (PCP) se utiliza casi exclusivamente en Canadá y Estados Unidos sobre los postes de electricidad. Las alternativas no químicas para estos usos están fácilmente disponibles, requieren menos mantenimiento, tienen una vida útil más larga y ya se han aplicado tanto en los Estados Unidos y Canadá. En Canadá el PCP se ha eliminado casi completamente. Por lo tanto, no hay ninguna razón para el uso continuado de esta sustancia altamente tóxica. IPEN recomienda firmemente que se enlista al PCP en el Anexo A del Convenio de Estocolmo sin exenciones específicas", declaró la Dra. Olga Speranskaya, Co-Presidente de IPEN, una red internacional de 700 organizaciones participantes que trabajan por un futuro sin tóxicos.

 

El próximo mes, la comunidad internacional de las 179 naciones que han ratificado el Convenio de Estocolmo se reunirán en Ginebra, Suiza, para discutir la prohibición mundial del pentaclorofenol (PCP). México y Canadá son Partes del Convenio. Los Estados Unidos no lo ha ratificado por lo que no es Parte del Convenio, pero puede jugar un papel fundamental para proteger la salud de la comunidad mundial mediante el apoyo a la prohibición del  PCP. El comité de expertos de la ONU del Convenio de Estocolmo recomendó la eliminación mundial de PCP en octubre de 2014. El Comité evaluó la persistencia, bioacumulación, transporte a larga distancia, y efectos tóxicos del PCP. También destacó la amplia disponibilidad de alternativas no químicas mucho más seguras a este producto.

 

El Comité también recomienda la eliminación global de dos sustancias adicionales, el hexaclorobutadieno, producido como subproducto en la fabricación de disolventes clorados; y los naftalenos clorados, que se producen involuntariamente como en la incineración de residuos, fundición de metales y  la producción de cemento. Los gobiernos de todo el mundo tomarán una decisión sobre las recomendaciones para la eliminación global de estas tres sustancias tóxicas en mayo 2015. Las Partes en el Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes suelen aceptar las recomendaciones de su comité de expertos.